INFLUENCIA DE LA COLONIZACIÓN EN AMERICA LATINA

Si se trazara una línea imaginaria que atravesara los Andes hacia los 2.400 metros de altura el nivel del mar, se podría notar que existe una identidad folklórica, étnica y cultural en las tierras altas, a lo largo de las montañas suramericanas. En primer término los conquistadores españoles y luego el proceso de colonización, han presionado a los primitivos pobladores hacia lugares cada vez más altos, aislándolos geográficamente unos de otros, pero conservando su identidad su   forma de vestir, su folklore y sus rusticas herramientas de trabajo.

En Colombia, un típico ejemplo de las tierras altas es Boyacá, sin duda alguna, uno de los más bellos departamentos de Colombia. Provincia de montañas impresionantes, bellísimos paisajes, lagos extraordinarios, tierra verde y fértil íntegramente cubierta por sembrados, gentes honradas y hospitalarias que muestran con orgullo sus ancestros, sus leyendas y sus tradiciones. 

Quien visita a Boyacá,

no ve una provincia: 

CONOCE UN CONTINENTE!!!

En general, existen tres aspectos de interes:

  • Los pueblos blancos
  • Los pueblos grises
  • El medio ambiente natural

Pueblo Blanco: es aquel que fue fundado por los españoles, en el proceso de colonización. Es característica su arquitectura típicamente española, generalmente blanca, con sus patios interiores adornados con arcos, fuentes y flores multicolores, que contrasta fuertemente con el vestir típico de los habitantes de los Andes Suramericanos, que viven en sus alrededores.

 Pueblo Gris: es aquel que era un asentamiento indígena cuando los españoles llegaron al territorio. Su arquitectura no es tan atractiva como en los pueblos blancos. Ya que sus habitantes sufrieron en menor grado el impacto cultural de la colonización, conservaron mejor su identidad, sus costumbres y su folklore.

 Medio Ambiente Natural: Se refiere al paisaje en el cual se desenvuelve la vida diaria del habitante de los altos Andes. Cielo y tierra, lagos, ríos, vegetación, productos de la región, historia, mestizaje, folklore, artesanía, conforman un contexto que proporciona la identidad al nativo.

 Cada uno de los aspectos mencionados tiene un encanto extraordinario: recorrer las callecitas empedradas de un pueblo blanco, disfrutar su quietud y la serena belleza de su arquitectura, es un placer incomparable!!

Visitar un mercado típico en un pequeño poblado de los Andes es una experiencia fascinante: el día de mercado es, a su vez, evento comercial y social. Es la oportunidad semanal para departir con viejos amigos.

Para el visitante, la bulliciosa actividad de las ventas populares, la cercanía de las gentes auténticas con su tradicional hospitalidad y sus características prendas, constituyen un atractivo único, una oportunidad inolvidable.

El hombre andino en su medio, en el marco de un paisaje espectacular, resume los Andes Suramericanos. 

 

Impacto de la Colonización